Ataviada con unas cómodas zapatillas deportivas Isabel López lo tiene claro. «No vuelvo a subir al Albayzín en tacones en la vida». Nos confiesa mientras se prepara para dar comienzo a su actuación en Casa del Arte Flamenco, un templo de la tradición y un referente para los expertos. Será el pistoletazo de salida de los especiales flamencos de verano, un hito que ya empieza a asentarse como parada obligatoria para expertos y neófitos del flamenco en Granada.

Isabel López

Isabel nació en 1970 y con tan solo 7 años empezó su carrera como bailaora solista de la mano del gran Manolo Marín y debutó en el, ya cerrado,  tablao La Trocha de Sevilla. En esa misma época, su primera etapa, pasó por el Café de Chinitas en Madrid y por Los Gallos. Fueron los primeros pasos y taconeos de una carrera que la ha llevado hasta Asia y América como portavoz del más puro arte flamenco.

«Tan chiquita y ya solista» dice entre risas.

Su carrera la ha llevado por todo el mundo. El 1992 estuvo con la compañía de Manolo Marín en el espectáculo organizado para la Expo 92 de sevilla, «Azabache». Estuvo con Rafaela Carrasco en el espectáculo «De la Punta a la Raíz» con la Bienal de Sevilla. Con Segundo Falcón en el espectáculo «Ensayo y Tablao» o en el espectáculo «Desde Abajo» que fue llevado por Estados Unidos y Panamá.

Especiales Flamenco Verano Granada Isabel Lopez

Etapa Japonesa

Después de España, el país donde Isabel ha desarrollado la mayor parte de su carrera es Japón. Donde ha pasado muchos meses por los tablaos más emblemáticos del país nipón, entre ellos, el tablao del Café de Chinitas de Oxaca. De los japoneses admira su dedicación, esfuerzo y afán de superación. «Los que se dedican al flamenco, lo hacen en cuerpo y alma. Son los primeros en reconocer sus limitaciones y se esfuerzan para mejorarse día a día. Además son gente tremendamente agradecida. Si ven que te dejas la piel, ellos te reconocen el esfuerzo»

Japón, sin lugar a dudas, es el país del mundo donde el flamenco más impacto tiene fuera de nuestras fronteras.

Actualidad

En la actualidad Isabel pasa gran parte de su tiempo entre los tablaos del Arenal de Sevilla y el Casa Patas en Madrid. Es la segunda vez que viene a Casa del Arte Flamenco y tiene claro lo que le gusta de Granada. «Las tapas, sin duda, es algo único que con cada caña te traigan algo de comer. Pero es que esta ciudad, en general, tiene un algo especial, tiene magia, no se parece a ninguna otra. Da gusto estar en la calle».

Del panorama flamenco de Granada confiesa que no está muy pendiente, pero que sabe que hay mucha calidad. En cuanto a Casa del Arte Flamenco, nos comenta, cree que es un tablao muy acogedor, que se nota el trabajo duro que hay detrás de cada espectáculo flamenco y reconoce la gran calidad de los profesionales que día a día actúan en él.

Referentes

Cuando le preguntamos lo tiene claro. Su referente es y será la ya fallecida Loli Flores, a la que conoció con 19 años cuando compartieron espacio en El Arenal y en Los Gallos.

De los que siguen entre nosotros, dice que admira mucho a Rocío Molina y a Israel Galván. «Tienen los dos un estilo totalmente opuesto al mío, pero son artistas muy bien preparados y sobre todo, lo que mas me gusta, es que no imitan a nadie».