Orígenes del Flamenco en Andalucía

El origen del género flamenco en Andalucía no está claro. Algunos dicen que proviene de los cantos monocordes islámicos, otros de los gitanos, ya que antiguamente no se sabía nada de la procedencia de esta raza. Los gitanos entraron en España a principios del siglo XV, caracterizándose por su manera de vivir la vida y de expresarlo a través del cante y del baile. De ahí que la palabra flamenco se empezó a usar como sinónimo de gitano andaluz a partir del siglo XVIII.

Sin entrar en el juego de quien lleva razón sobre el origen del flamenco, podemos afirmar que el flamenco nace del propio pueblo. El flamenco se considera un arte con más de dos siglos de historia, una historia ligada al cante contribuyendo así a la esencia del flamenco, incorporando la magia de los tablaos junto con la guitarra y el baile.

Granada, Jerez y Sevilla forman los puntos de origen del flamenco. El Sur de España se caracteriza como la cuna del flamenco. Sus escenarios han sido los responsables de lanzar al gran elenco de artistas, creando el espíritu flamenco.

Jerez de la Frontera

 una de las ciudades fundamentales del flamenco. La capital del vino cuenta su historia a través del flamenco, ya que es una de las ciudades que más artistas ha ofrecido, tanto en calidad como en cantidad. Jerez está llena de magia, magia que se traslada a los tablaos más emblemáticos que han visto pasar a grande cantidad de intérpretes; La Guarida del Ángel, La Taberna Flamenca y Puro Arte Jerez son los encargados de hacernos sentir la esencia del flamenco.

Sevilla

capital andaluza donde se respira aire flamenco por los cuatros costados, especialmente el barrio de Triana.  Este barrio ha sido uno de los padres del flamenco, ya que ha visto nacer y crecer este arte, convirtiéndose en el centro neurálgico del flamenco durante los siglos XVIII y XIX, consiguiendo su propio estilo de cante conocido como soleá de Triana.

A lo largo de los años, el barrio de Triana cuenta con varios locales en los que se transmiten el auténtico espíritu del flamenco. Hay muchos locales de referencia en Sevilla, donde se disfruta de espectáculos en directo, rindiendo culto al verdadero flamenco.

Granada

una de las principales ciudades de referencia. Los gitanos llegaron a las cuevas de Sacromonte convirtiéndolo en una de las cunas del flamenco en España. El cante jondo y el duende son términos que nacen en este barrio. Muchos expertos aseguran que el cante flamenco comparte raíces con los sistemas musicales hindús debido al origen de los gitanos, al ser un pueblo nómada que procedía de la India llegando hasta la Península Ibérica en el siglo XV.

Granada jugó, y juega, un papel determinante en el flamenco, especialmente en el cante flamenco. Nace el estilo de la Zambra, un espectáculo formado por bailaores, músicos, jaleo y palmas. Otros estilos de cante son los fandangos, la granaína y la media granaína, sin olvidarnos del tango de “Graná”.

El flamenco se ha convertido en una revelación del folclore de Andalucía, creando y popularizando estilos que han llegado hasta nuestros días, y, adquiriendo fama hasta el punto de trasladar el baile y el cante a los conocidos Cafés Cantantes, locales donde se actuaba en directo, consiguiendo de esta manera que el flamenco se convirtiera en un género musical.