La Zambomba Flamenca

Declarada “Bien de interés Cultural” la zambomba flamenca se celebra por toda Andalucía en estas fechas navideñas.

El origen de la zambomba flamenca, aunque no está claro, se cree que data del siglo XVIII, cuando los vecinos y amigos se reunían en los patios de las casas, a elaborar los típicos dulces navideños y otros preparativos para las fiestas navideñas. Como no podía ser de otra manera, estas reuniones se amenizaban alrededor de una hoguera, con cante, baile y palmas. 

Con el tiempo, ya en este siglo, la incorporación de villancicos tradicionales, a ritmo de bulerías, ha consolidado esta fiesta en todos los rincones de Andalucía. Es raro el pueblo donde una peña o asociación de vecinos, cofradía o ayuntamiento no organice una zambomba flamenca para celebrar el inicio de la navidad.

Esta fiesta, se encuentra muy arraigada en la zona de la campiña jerezana, y en la provincia de Cádiz en general, donde cada año podemos encontrar innumerables zambombas flamencas en todos sus pueblos. Tradición que se ha mantenido gracias a la transmisión oral de sus vecinos. 

Normalmente sus celebraciones comienzan en el puente de la Inmaculada, en torno al 8 de diciembre, en las plazas y frente a una hoguera, que ayuda a mantenerse caliente en las frías tardes del invierno. Se acompaña de dulces típicos navideños como los buñuelos, los mantecados, los alfajores o roscos de vino.

Los verdaderos protagonistas de la zambomba flamenca son la espontaneidad y alegría de los presentas. Acompaña al cante y baile, instrumentos como la guitarra, el cajón, la pandereta y cómo no, la zambomba, originaria del congo y que apareció en Andalucía allá por el s.XV y en muchas ocasiones se alarga hasta altas horas de la madrugada e incluso el amanecer. 

Si quieres saber más sobre esta tradición andaluza, no te pierdas este reportaje de Cultura Cuenta de la Junta de Andalucía. 

Share:

COMPRAR AHORA