Lola Flores, historia viva.

Es una pieza clave en la historia de la cultura popular de la España contemporánea. Su trayectoria, no puede entenderse sin el contexto social que la rodeó. Al mismo tiempo, la historia reciente de nuestro país, no puede explicarse sin nombrar a personas como Lola Flores.

Los inicios de Lola Flores son forjados en una España de posguerra, donde el flamenco convivía en fiestas de señoritos, tabernas y pequeños teatros. Pronto, los espectáculos incorporan flamenco, y éste comienza a salir de las zonas del sur de Andalucía y se expande por todo el territorio nacional. Pronto Lola Flores, a primeros de los años 40, Lola Flores se traslada a Madrid con su familia y comienza a trabajar en compañías menores.

Durante la década, los cantaores llevan el flamenco a todos los rincones de la geografía española. Lola Flores gana gran popularidad, cosechando grandes éxitos durante los años que estuvo junto a Manolo Caracol, con su espectáculo, “Zambra”, entre otros.

Lola Flores triunfaba por sí sola. Protagoniza cine, radio y televisión. Es la época en la que se populariza también el flamenco «de volantes y sombrero cordobés», allá por finales de los 50. Sobre todo se pueden ver espectáculos de copla y baile, donde Lola Flores, rescata figuras tan relevantes del baile, el cante, la música, la poesía o el teatro. La Argentina, Pastora Imperio, el Lorca del Romancero Gitano y Bodas de sangre, o el Falla de El amor brujo.

Al mismo tiempo se desarrollaron los tablaos en las ciudades. Los cantaores pudieron actuar libremente en lugares llenos de arte, donde ganan gran popularidad, incluso en el extranjero. 

Lola y Ava Gardner

Lola Flores era ya una estrella internacional consagrada. Nueva York, Tokio Miami o Santo Domingo serán algunos de los lugares en los que cosecha éxitos espectaculares. Al mismo tiempo, Lola Flores, junto con su marido “El Pescailla” abre en los años 70, su tablao en Madrid,” Caripén”, hoy reconvertido en bistro francés. En aquel local se organizaron  juergas memorables, que definirán una nueva forma de vivir la noche, anticipo y embrión de la Movida madrileña. Sofia Loren, Ava Gardner o Camarón de la Isla, visitaban el local, pero, allí estaba invitado  todo el mundo.

El local se convirtió también laboratorio musical, los artistas que no tenían sitio en los locales tradicionales, allí eran apreciados, como Las Grecas, que allí fueron descubiertas por la CBS, la más lanzada de las  discográficas de entonces.

Durante la transición, el género de la copla atravesó un bache pero ella fue capaz de reinventarse y adaptarse a ese periodo cambiante en las preferencias del público. Sin abandonar su esencia se convirtió en un rostro habitual de programas de televisión. Desde los cuales, como mujer adelantada a su tiempo, hablaba libremente de temas considerados tabú en la época, como la violencia contra las mujeres, las relaciones extramatrimoniales o la prostitución.

Como cantante de copla cuenta con canciones que han quedado en el recuerdo, aunque para algunos no sabía cantar. Como bailaora, entusiasmó a millones de personas, aunque se alejaba de los cánones flamencos. 

Hoy transformada en su propia leyenda y hasta resucitada para un anuncio de TV,  si por algún mérito, que no se le haya concedido ya, debe recordarse a Lola Flores es por ser una de las personas que supo inspirarle orgullo al flamenco y a la cultura flamenca en general. A día de hoy, en todo el mundo flamenco es conocido, respetado y apreciado, camina sin prejuicios, seduciendo cada vez a más gente. Todo gracias a grandes artistas que lo popularizaron internacionalmente, hasta el día de hoy, como hizo Lola Flores.

Lola Flores, 90 años del mito. 

Homenaje de Jesús Quintero. Canal Sur.

¿Tú sabes por qué yo estoy guapa? Porque el brillo de los ojos no se opera, porque lo que sientes por dentro te sale a flor de piel, cuando estás nulo por dentro, vacío o vacía vives… pero no te sale a flor de piel la belleza de tus sentimientos, de lo que eres, de lo humano, de cómo ves la vida.

Lola Flores.
Share:

COMPRAR AHORA