Seis años sin Enrique Morente

Hoy 13 de diciembre se cumplen seis años de la muerte del cantaor granadino Enrique Morente, figura venerada por su papel en la renovación del flamenco.

Originario del barrio del Albaicín de la ciudad nazarí dio sus primeros pasos en el arte flamenco de manos de Aurelio Sellés, cantaor gaditano, y con apenas 14 años se fue a Madrid para aprender de grandes como Pepe de la Matrona, quien lo admiraba por su capacidad de aprendizaje y su respeto por los maestros. No tardó en dar el salto a la fama y a actuar junto a grandes artistas por todo el mundo,  desde Nueva York hasta Japón pasando por Inglatera, Alemania, Suiza y Bélgica. No tardó mucho en sacar su primer disco, en 1967, junto a Felix de Utrera.

Durante la década de los 70 y 80 se ganó fama de transgresor hasta que en 1996 consolidó su papel como revolucionario del flamenco con su disco Omega. Grabado junto al grupo de rock alternativo granadino Lagartija Nick. Este disco supuso toda una revelación para los aires otrora tradicionalistas de una disciplina donde los experimentos han estado muy limitados y restringidos sólo a los auténticos prodigios, y nunca exentos de polémica (Camarón, Triana…) . El estreno de Omega en el teatro Albéniz de Madrid fue despedido con una mezcla de aplausos, vítores y abucheos a partes iguales, un teatro que fue testigo del cisma que esta pieza supuso para el panorama musical español.

Los orígenes de esta pieza maestra de la música española se fraguó en el Hotel Palace de Madrid. Bajo la figura del poeta granadino Federico García Lorca se unieron dos portentos, Enrique Morente y Leonard Cohen. Ambos se admiraban mutuamente y el propio Enrique estableció un paralelismo que fue el germen de Omega. Poeta en Nueva York de Lorca, y Manhattan de Cohen. El disco incluyó tres letras de Cohen traducidas al castellano.

Si bien Omega fue la pieza clave en la vida del cantaor, como legado nos dejó otros 19 discos así como un sin fin de actuaciones junto a grandes artistas como Pepe y Juan Habichuela, José Manuel Cañizares o Los Planetas.

Más de 5000 granadinos acudieron a la capilla ardiente del cantaor, que se ubicó en el Teatro Isabel la Católica de la capital.

Sus restos reposan hoy en las colinas de la Alhambra, en el Cementerio de San José.

Desde Casa del Arte Flamenco queremos rendir un sincero homenaje a este granadino ilustre. Gracias Enrique, de corazón.

 

 

 

Share:

COMPRAR AHORA