Historia del Flamenco

En esta entrada vamos a desgranar la historia del flamenco, partiendo desde la transmisión oral y los registros existentes a partir de 1765. Conociendo las diferentes influencias que, según los historiadores, le han conferido su particular estilo dentro de los cantes folclóricos mundiales.

Historia del Flamenco

Aunque carecemos de referencias precisas para conocer en qué momento de la historia surgió, por transmisión oral hemos sabido que se trata de un arte antiguo y que su cuna se encuentra en Andalucía, en la rivera del Guadalquivir.

Flamenco antes de los registros documentados

Hay dos fases en la historia del flamenco. Una prehistoria y una historia. Al igual que en las edades del hombre, la prehistoria del flamenco es toda aquella evolución que no se encuentra registrada en documentos, o cuyos registros son simplemente de transmisión oral.

Debido a las diversas culturas que pasaron por nuestra tierra, el flamenco cuenta con numerosas influencias de múltiples orígenes (griegos, romanos, musulmanes, gitanos…) En escritos griegos encontramos el estilo melismático como característica típica del canto del sur de España, este estilo está presente también en el Flamenco.

De la época romana, encontramos las reseñas de Marcial y Juvenal sobre las Puellae Gaditanae, jóvenes procedentes de Gades, la colonia que fundaron los fenicios en el territorio de la que hoy es Cádiz. Otras teorías apuntan que la Seguiriya, la Saeta y el Fandango encuentran su cuna en la liturgia semita, aunque a día de hoy son datos que no podemos comprobar. Otra influencia procedente de la Edad Media, la encontramos en la época de la España musulmana. La música Andalusí, resultó de la fusión entre la procedente del norte de África, la cristiana y la judía.

Aunque su origen parece ser algo variado, lo que es evidente, es que a través de la historia, el flamenco ha ido surgiendo gracias a las influencias y la historia cultural de nuestro país.

Primeros registros del flamenco

Existe una época en la que podemos comenzar a tratar el flamenco de una forma profesional y documentada. Entre 1765 y 1860. Es a partir de este periodo donde empezarían a surgir tres focos importantes, que serían Cádiz, Jerez de la Frontera, y el barrio de Triana, en Sevilla. Si deseas conocer el origen del Flamenco en Granada debes leerte esta entrada.

Es a partir de este momento, cuando el flamenco entraría a formar parte de un baile español, que empezaría a desarrollarse y a ser representado en escuelas y fiestas. Un dato interesante, es que el flamenco se acompaña solo con el toque de las palmas y no con la guitarra que lo caracteriza hoy en día. Aun así, algunos compositores como Julián Arcas ya comenzaría a componer sonidos flamencos.

Edad de Oro del Flamenco

Es a partir de 1860 hasta aproximadamente 1910, donde el flamenco comienza a evolucionar, dando nombre a este periodo como La Edad de Oro del Flamenco. Este comenzó acompañarse con  instrumentos, cante y baile. Este último, adquiere un esplendor, llevándolo a ser el atractivo mayor en cuanto al flamenco, siendo acompañado de la guitarra, el cual era indispensable tanto para el cante como para el baile.

Opera Flamenca

Entre 1910 y 1955, el flamenco da lugar a una nueva etapa, cuyo nombre fue Opera Flamenca. Esta época se caracteriza por cantes más ligeros, conocidos en nuestros días como el fandango, y los cantes de ida y vuelta, un estilo musical traído por los inmigrantes desde Latinoamérica. Este nuevo camino que había tomado el flamenco, no fue tomado igual por todo el mundo y surge en 1922 un grupo de intelectuales que llegaron a crear en Granada un Concurso, con el objetivo de encontrar nuevos valores para el cante jondo auténtico. Este grupo sería conocido como la Generación del 27, la cual casi todos hemos estudiando y Falla.

Renacimiento del Flamenco

La siguiente época del flamenco, sería conocida como el Renacimiento del Flamenco surgida a partir de 1955. El autor principal que lo representó fue Antonio Mairena. Ahora el flamenco se comienza a desarrollar en los tablaos flamencos, teatros y festivales, donde contaron con grandes personalidades del baile, que empujaron el flamenco a lo que representa hoy día. Paco de Lucía marca el inicio de una etapa llena de esplendor donde la guitarra adquiere una dimensión universal, nombrando también autores como Manuel Cano, Víctor Monge Serranito y Manolo Sanlúcar.

A partir de este momento, el flamenco siguió evolucionando, llegándose a convertirse universal. Podemos notar como nuevas tendencias con otros estilos musicales, están apareciendo de mano de algunos artistas. Esto, ha llevado a entrar en una polémica entre los defensores de la conservación de la ortodoxia flamenca, y otros más interesados en su evolución y su permeabilidad.

Actualidad Flamenca

Por otro lado, el flamenco ha llegado a situarse en los cinco continentes, gracias a los artistas que lo divulgan. Esto ha dado lugar a una nueva era, donde los medios de comunicación son testigos de su gracia, su fuerza y su duende. Por ello no podemos ya más afirmar que el Flamenco es una manifestación artística exclusivamente de Andalucía, pudiendo hoy asistir en Andalucía a espectáculos del más auténtico purismo y clasicismo flamenco interpretados por una bailaora japonesa o un guitarrista italiano, ante el respeto de un gran público de entendidos, al mismo tiempo que los más grandes artistas andaluces llevan el flamenco a importantes escenarios en todo el mundo.

Naturalmente sigue siendo Andalucía la capital del flamenco, donde más concentrado se encuentra y donde con más frecuencia se puede disfrutar este arte en su más pura manifestación. Y al ser una música íntima por antonomasia, donde mejor se sentirá, será en ese círculo pequeño de amigos, donde sólo se encuentran una guitarra, una voz, y ese cuerpo bailando en una madrugada, y esto es lo que llamamos «una juerga flamenca»..

El flamenco es como Andalucía misma: una tierra que encuentra su razón de ser en la diversidad, un lugar donde conviven multitud de puntos de vista y donde todos sus habitantes son conscientes de que eso les enriquece. Larga vida, pues, al flamenco, porque no sólo representa a un pueblo: también lo diferencia de los demás. El futuro del flamenco es prometedor, dada su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Share:

COMPRAR AHORA